MENU

Matemáticas 6to grado: El salón democrático

Matemáticas 6to grado: El salón democrático
Posted on 11/10/2016
By: Trish Hayes 

ClassroomEste año, los estudiantes de matemáticas de 6to grado han estado trabajando duro estudiando números positivos y negativos, factores y múltiplos, exponentes y valor absoluto. También están creando y manteniendo “un salón de clases democrático”. Aprendí 6th Grade Math: The Democratic Classroom / Matemáticas 6to grado: El salón democrático Continued.... sobre este concepto innovador cuando trabajaba junto a Global Visionaries, un grupo basado en la ciudad de Seattle. En muchos entornos tradicionales, el/a maestro/a tiene el poder y los estudiantes se esfuerzan a seguir las reglas. En un salón democrático, ¡los estudiantes asumen el mando! Volteando la dinámica tradicional de poder fomenta respeto mutuo, dignidad individual y principios de igualdad, al igual que ofrece nuevas vías para capacitar y comprometer a los estudiantes.

¿Cómo se ve un salón democrático en acción? Cada día, nuestros estudiantes toman responsabilidad para las tareas necesarias en el buen funcionamientos del salón y de su entorno de aprendizaje riguroso. Hay muchas funciones como estudiantes que se encargan de resolver los problemas técnicos de sus compañeros, de asegurarse que sus agendas están al día, de manejar un sistema complejo de “Hacer ahora”, de mantener sus carpetas de matemáticas organizadas y de presentar metas de aprendizaje. Un/a estudiante jefe/a ejecutivo (“CEO”) se asegura de que todas estas funciones (¡y más!) se completen cada día y que el día marche con fluidez. Hasta hay un/a estudiante que se asegura de que mis propias lecciones de matemáticas no se excedan del tiempo limitado (¡asistencia que necesito desesperadamente!). Cada estudiante en la clase tiene una función definida. Ya reconocen que sin la ayuda de todos, nuestra comunidad no puede prosperar.

Como miembros de una democracia, trabajamos para evaluar nuestro progreso y desarrollo. Colectivamente discutimos nuestros éxitos (relacionados al manejo del salón y el progreso de nuestro aprendizaje) para poder identificar y reconocer nuestras fortalezas. Así podemos en cómo podemos mejorar. Muchas veces son los estudiantes que proveen la mejor perspectiva sobre cómo podemos mejorar nuestro salón democrático porque son los que lo viven cada día. Por ejemplo, al principio del año, una estudiante propuso la idea de catalogar preguntas estudiantiles para responderlas en otro momento. Ella desarrolló un sistema de “estacionamiento” y ahora organiza las preguntas según surjan. Este mes, varios estudiantes implementaron un programa de “estudiante de la semana” para reconocer y celebrar individuos con éxitos estudiantiles. En mi experiencia, muchos de las mejores ideas, y las más creativas, para enriquecer el salón democrático vienen de los estudiantes.

¡Para aprender más sobre el tema, los animo a que le pregunten a sus estudiantes de 6to grado sobre cómo sus funciones en el salón han ayudado a crear y fortalecer nuestra comunidad democrática!